Cocinas en paralelo o dos frentes: funcionalidad en estancias alargadas

Las cocinas en paralelo tienen una distribución asociada a su nombre, paralela, es decir: frente a frente. Este tipo de distribución es perfecta para cocinas anchas y alargadas o con dos puertas opuestas.

Si tu espacio cumple estas condiciones este tipo de cocina es la ideal para ti. La misma, te permite colocar dos frentes de muebles en paralelo dejando el espacio central para circular y maniobrar.

Es importante dejar al menos un mínimo de 120 cm entre las dos filas para poder abrir las puertas con facilidad y no se golpeen entre sí. Este tipo de cocina te permite aprovechar el espacio al máximo y garantiza que las distancias sean cortas entre unas zonas y otras.

Cocinas en paraleloComo todo diseño, las cocinas en dos frentes tienen ventajas y desventajas. Por ello, se debe estudiar bien el caso para tratar de minimizar los inconvenientes maximizando los puntos fuertes del diseño.

Ventajas de las cocinas en paralelo:

  • Ideales en espacios estrechos que tienen más de 3 metros de distancia entre las paredes.
  • Permiten crear combinaciones muy variables con las zonas de trabajo, diferentes formas de distribución.
  • Si no son muy estrechas, dejan espacio suficiente para que trabajen varias personas sin molestarse.
  • Ofrecen versatilidad ya que se puede utilizar en espacios integrados o separados.
  • Se trata de una cocina adecuada para ser abierta al salón por uno de sus laterales.
  • Facilitan ahorrar metros en el diseño de tu casa, así que, si tu hogar no es tan amplio, puedes tener una cocina moderna y práctica en un espacio reducido.
  • Al no tener rincones como las cocinas en L o en U, son más fáciles de limpiar.
  • No son difíciles de instalar ni excesivamente caras, por lo que se establecen como una buenísima opción cuando el espacio lo permite.

Inconvenientes de las cocinas en paralelo:

  • Como comentamos al principio del post, requieren obligatoriamente al menos 120 cm en la zona central para circular y para que los muebles y electrodomésticos se puedan abrir con facilidad y sin chocarse.
  • Si la ubicación de los electrodomésticos no es la adecuada este tipo de cocina puede resultar menos funcional.
  • Si no se elige a un buen profesional para la obra, esta puede resultar oscura
  • No te permite estar en contacto con otras zonas de la casa.

Por todo ello, a la hora de elegir la distribución ideal de la cocina, es necesario tener en cuenta el estilo de vida de las personas que vayan a hacer uso de ella, así como el espacio disponible para esta. Hay que analizar previamente y con calma todos los detalles para ver si sacaremos provecho a una cocina en paralelo o dos frentes; o si, por el contrario, debemos elegir otro tipo de cocina como las cocinas en forma de U o las cocinas lineales.

Cocinas en paralelo pequeñas: sin desperdiciar un centímetro

Otra opción para evitar la posible sensación de encierro, cuando el espacio es reducido, es usar la distribución en paralelo del mobiliario de la cocina para dividir visualmente la cocina del salón o comedor sin necesidad de contar con un tabique. Si planificas el comedor contiguo, puedes usar la trasera del mobiliario como respaldo de un banco.

Cocina paralela pequeñaOtras opciones más sencillas en el caso de cocinas de dimensiones muy reducidas, es cuidar mucho la iluminación. Evitar zonas oscuras y sombras y elegir colores claros, muebles estilizados con zonas abiertas en la parte superior puede aligerar visualmente el ambiente cuando no hay más solución por la falta de espacio.

Cocinas grandes en paralelo: posibilidades infinitas

Esta distribución es perfecta para cocinas grandes y rectangulares. En cambio, si nuestra cocina es bastante cuadrada, será más funcional escoger una distribución en U o con isla.

Un punto importante que hay que tener en cuenta es que, si la distancia entre los dos frentes es excesiva, se perderá funcionalidad por quedar las tres zonas de trabajo demasiado alejadas.

Cuando la cocina es muy alargada, se puede emplear parte de uno de los laterales para poner una mesa contra la pared, o una barra con taburetes para desayunos o comidas rápidas. Si la estancia es más cuadrada, sin embargo, es mejor utilizar la pared que queda libre para este fin.

 

Aspectos claves a tener en cuenta a la hora de elegir una cocina en dos frentes

A la hora de elegir el diseño de cocina en paralelo para tu hogar, hay que tener en cuenta una serie de aspectos:

Distribución

Este tipo de cocinas tienen una organización peculiar y se deben tener en cuenta tres zonas o el famoso triángulo de trabajo que ya hemos mencionado en otros posts: la zona de cocción, donde se encuentra la cocina y el horno; la zona de lavado y preparación de los alimentos donde se ubica el fregadero y espacio para tratar los alimentos; y, por último, la zona de almacenaje.

Cocina con dos frentesRespecto al orden de distribución, y teniendo en cuenta que el espacio puede ser reducido se aconseja empezar por los electrodomésticos. Recomendamos que la cocina y el horno sean empotrados, ubicar el frigorífico en una zona lejana al calor y el fregadero cerca de la ventana en la medida de lo posible. Después ya podemos distribuir los muebles bajos, preferiblemente comenzando por los rincones; y, finalmente, los muebles altos. En cuanto a estos, puedes colocar unas vitrinas para facilitar la búsqueda de elementos y aligerar el peso de los muebles.

Mobiliario

La correcta elección de los muebles de la cocina nos va a ayudar a maximizar las posibilidades de nuestra área de trabajo. Una de las posibilidades es escoger mobiliario hecho a medida, lo que hará que saquemos el máximo provecho al espacio y podamos hacer frente a las pequeñas particularidades que nos encontremos en el proceso.

Cocina en paralelo luminosa

Iluminación

Se suele asociar esta distribución con cocinas algo oscuras, aunque no siempre tiene por qué ser así. En caso de que cuentes con poco espacio y una iluminación escasa, será conveniente aprovechar bien la luz natural colocando el fregadero, siempre que sea posible, en una posición central y debajo de la ventana. Para evitar las zonas oscuras y sombras podemos utilizar luces led o halógenos empotradas y decorar con tonos suaves que maximicen la sensación de amplitud e iluminación.

Gama cromática

En este aspecto hay total libertad en función de tu gusto, aun así, nuestra recomendación es usar tonos neutros que no suelen pasar de moda y colores claros o blancos para que no se haga muy estrecha, con ello tu cocina ganará en luminosidad y amplitud.

Cocina dos frentes

Almacenamiento

La cocina paralela es el tipo de distribución más utilizada en cocinas largas y estrechas, porque permite aprovechar al máximo el espacio y además carece de módulos de esquina que suelen suponer una mínima pérdida de espacio. Aprovecha los dos frentes y las diferentes alturas para almacenar y disponer los elementos que uses con más frecuencia.

Elegir la distribución es una de las decisiones más importantes a la hora de amueblar una cocina. Las posibilidades son numerosas y la clave para acertar está en tener en cuenta el tamaño y características de la estancia. Si tu estancia es larga y estrecha y te has decidido por fin a reformar la cocina, ponte en contacto con nosotros.

Igual de importante que cumplir con los aspectos mencionados anteriormente, si no más, es contar con un buen equipo de trabajo cualificado. En Salume Cocinas sabemos que los pequeños detalles son los que marcan la diferencia y por ello nos encargamos de proyectar tus ideas y convertirlas en la cocina de tus sueños.

Contacta con nosotros y deja que te asesoremos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Abrir chat
¿Necesitas contactarnos?
Hola ¿Necesitas consultarnos algo?